La Policía arrestó a 30 sospechosos en un raid antidrogas en Jerusalén

La policía arrestó hoy a 30 sospechosos de narcotraficantes en el sur de Jerusalén tras una prolongada investigación encubierta.
Según el portavoz de la policía, Micky Rosenfeld, un agente encubierto se infiltró en el anillo de drogas formado por seis árabes israelíes y 24 judíos israelíes hace varios meses para recoger pruebas.
"Después de que la policía recibió información sobre el tráfico de drogas y el uso de drogas en la zona, se inició la operación", dijo Rosenfeld.
"Fue una investigación complicada e intensa, el agente estableció su posición y adquirió la confianza de los sospechosos y realizó docenas de transacciones para la compra de drogas peligrosas, incluyendo cocaína, hachís, éxtasis y marihuana, por cientos de miles de shekels".
Después de que se reunieron suficientes pruebas como para hacer arrestos, el comandante del Distrito de Policía de Jerusalén, Yoram Halevy, envió a decenas de oficiales a principios de la mañana de hoy para allanar las casas de los 30 sospechosos.
"Grandes cantidades de drogas fueron confiscadas cuando la Policía de Fronteras, detectives y otros oficiales allanaron sus apartamentos", dijo Rosenfeld, señalando que una orden de mordaza impide que la policía identifique a los sospechosos o los barrios en los que residen.
"Esta es una de las muchas operaciones policiales que tienen lugar para evitar que las drogas salgan a las calles de Jerusalén, y se espera más detenciones", agregó.
Los sospechosos serán juzgados el jueves en el Tribunal de Magistrados de Jerusalén, adonde un juez los envió mientras continúa la investigación.