Likud es nacional y popular y no le alcanza con el plan presupuestario de Kahlon

El ministro de Finanzas, Moshe Kahlon, se enfrenta de nuevo a la oposición a su plan presupuestario, ya que los legisladores del Likud amenazan con frenar su ratificación porque quieren mayores subsidios financieros para los discapacitados y los ancianos. "Hay demasiadas personas mayores y discapacitadas que viven por debajo de la línea de pobreza", agregamos: y que votan.
El Likud amenazó ayer que si el plan financiero del ministro de Finanzas Moshe Kahlon no tiene mayores subsidios para los discapacitados, tomarán medidas para retrasarlo e incluso bloquearlo.
El plan de Kahlon (Kulanu) incluye conceder créditos tributarios por valor de cientos de shekels a los padres de niños pequeños, una medida que otorgará NIS 495 a padres que ganan hasta NIS 5.000 al mes, subvencionando guarderías y aboliendo impuestos a dispositivos celulares importados (los compra la gente pobre?), calzado y ropa de bebé.
El banco central israelí apoyó el plan, pero dijo que las medidas deberían ser permanentes para ayudar a la economía.
El propio Kahlon dijo que su plan es positivo y todos sus puntos serán aprobados, y ayer incluso firmó una orden para abolir los impuestos a los dispositivos celulares, las baterías de teléfonos móviles y las tarjetas SIM, que entrarán en vigor en mayo.
"Todos conocemos los precios reales de estos productos en el extranjero y no aceptamos los altos precios que se exigen aquí", dijo Kahlon después de firmar la orden ayer. Hoy también firmó la orden para reducir los precios de calzado y ropa de bebé.
El resto de las reducciones de costos requieren la aprobación del gobierno y la Knesset
El Likud, sin embargo, expresó fuertes reservas al plan de Kahlon, con los diputados exigiendo que los estipendios para los discapacitados y los ancianos se incrementaran en al menos NIS 700 como parte del nuevo plan presupuestario.
Durante una audiencia del Comité de Finanzas sobre los cambios financieros planeados, el diputado Miki Zohar (Likud) -coordinador de la coalición en el comité- advirtió que retrasaría el plan de Kahlon siempre y cuando no cumpla con las prioridades de su partido.
Junto con el presidente de la Coalición, David Bitan (Likud), Zohar tomó medidas burocráticas para retrasar el plan buscando que se revisen de todas las cláusulas hasta ahora aprobadas. Como resultado, la mitad de las órdenes presupuestarias del Ministerio de Finanzas se han retrasado.
Zohar amenazó con votar en contra de cualquier orden presupuestaria presentada al Comité de Finanzas si las demandas de su partido no se cumplen.
En un comunicado, Zohar felicitó a Kahlon por su plan, diciendo que "puede mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos, y es en el mejor interés de todos ayudar a reducir el costo de vida", pero también planteó sus reservas sobre su aparente negligencia por los discapacitados y los ancianos.
"Sin embargo, actualmente hay alrededor de 270.000 personas discapacitadas y 230.000 ancianos que viven por debajo de la línea de pobreza, y están a la altura de unos 700-800 shekels, la financiación para ello es entre 3 y 4 mil millones de shekels".