El Líder palestino de la huelga de hambre dice que el video es falso y que no se comió la galletita

Según su abogado, el condenado terrorista Marwan Barghouti dice que el video publicado por el Servicio Penitenciario de Israel mostrándolo en secreto comiendo golosinas no es auténtico. "Planeo escalar en mi huelga de hambre pronto ... Continuaremos hasta el final", dice.

Marwan Barghouti, líder palestino de la huelga de hambre, niega la autenticidad de un video que supuestamente le muestra comiendo en secreto unas golosinas en su celda, y que se prepara para ver su protesta "hasta el final" negándose a beber agua, dijo su abogado. Un poco tarde para jugar a ser Gandhi, tras haber matado tanta gente.
Khader Shkirat, habló después de su primer encuentro con su cliente desde que comenzó la protesta hace casi un mes, dijo que Barghouti estaba notablemente más delgado pero de buen humor.
Barghouti, de 58 años, ha perdido 13 kilos (casi 29 libras) y pesa 53 kilogramos (117 libras), dijo Shkirat. La pérdida de peso "está clara en su cara y su cuerpo", dijo.
Barghouti y cientos de otros prisioneros palestinos detenidos por Israel lanzaron la huelga el 17 de abril, exigiendo mejores condiciones, incluyendo visitas familiares.
Israel ha alegado que Barghouti, ampliamente visto como un sucesor potencial del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, organizó la huelga para elevar su perfil político. La familia de Barghouti ha negado que la protesta esté impulsada por ambiciones políticas.
En cárcel desde 2002, Barghouti está cumpliendo condenas a cadena perpetua múltiples después de que un tribunal israelí lo encontrara culpable de dirigir ataques terroristas que mataron a cinco personas durante la Segunda Intifada. Barghouti nunca se defendio, diciendo que la Corte no tenía jurisdicción sobre él.
La semana pasada, las autoridades israelíes, en un aparente intento de desacreditarlo, lanzaron un video mostrando a Barghouti secretamente comiendo dulces en su celda.
Shkirat dijo que había descrito el video a Barghouti, quien le dijo que no era auténtico. Barghouti dijo que la celda que aparece en el video, con una cama litera, era mucho más bonita y limpia que la celda destartalada en la que está ahora, que tiene una cama individual, una "manta maloliente" y no tiene almohada.
"Marwan dijo que no sabe cuándo se tomaron estas fotos, y consideró que el video es un chantaje, y con acciones ilegales por parte del gobierno israelí", dijo Shkirat.
Barghouti está aislado desde que comenzó la huelga. Shkirat dijo que no se le había permitido cambiar su ropa, y que los guardias israelíes buscan en su habitación cuatro veces al día. Dijo que Barghouti escucha "voces molestas" fuera de la puerta de la celda.
"Le dicen, 'No hay voces, estás soñando'", dijo.
El Comité Internacional de la Cruz Roja dijo en una rara declaración la semana pasada que es responsabilidad de Israel garantizar que los reclusos reciben visitas familiares. Grupos de derechos humanos dicen que es una violación del derecho internacional trasladar a los prisioneros de "territorios ocupados" a centros de detención en Israel, lo que también hace más difícil para los familiares visitar a los reclusos.
El portavoz del Servicio Penitenciario de Israel, Assaf Liberati, dijo que el video era auténtico y fue tomado en la actual celda de Barghouti.
Agregó que Barghouti enfrentó algunas "medidas punitivas" por romper las reglas de la prisión al organizar la huelga de hambre, pero que sus condiciones y las de los otros presos cumplen con los estándares internacionales.
Liberati señaló las visitas de la Cruz Roja y el abogado de Barghouti prueban que "no tenemos nada que esconder sobre su trato aquí". Acusó al abogado de Barghouti de declarar "hechos incorrectos".
Shkirat citó a Barghouti diciendo que estaba dispuesto a pagar un gran precio personal para mejorar las condiciones.
"Planeo escalar mi huelga de hambre pronto, dejaré de beber agua, no hay retrocesos, continuaremos hasta el final", dijo Sharkat a Barghouti.
Shkirat fue el segundo visitante en ver a Barghouti desde que comenzó la huelga. La semana pasada, un representante de la Cruz Roja realizó una visita de 10 minutos para verificar su estado.