Netranyahu agradeció al Embajador estadounidense por su visita al Kotel. Visita muy significativa, por cierto.

“Sé que visitó el Muro Occidental (el Kotel) y lo apreciamos profundamente; fue un poderoso acto de solidaridad y es un placer darle la bienvenida a nuestra capital eterna”, le dijo el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu al flamante embajador estadounidense, David Friedman, al recibirlo hoy, en su oficina poco después de que el presidente Reuven Rivlin le aceptara sus cartas credenciales.
“No habría ido a otro sitio”, le respondió el diplomático norteamericano, que ayer rezó y besó la emblemática pared.
“Deseamos trabajar con usted y el Presidente en los próximos años para fortalecer nuestra capital eterna”, le anticipó Netanyahu en referencia a Donald Trump, quien llegará a Israel el lunes, en su primera visita oficial al exterior de los Estados Unidos.